EL FRANCONOMICON / I'M IN A JESS FRANCO STATE OF MIND

Robert Monell & Alex Mendíbil Blog Alliance

Por qué me gusta tanto Jess Franco

with 4 comments

A veces me preguntan por qué me gusta Jesús Franco. Normalmente detecto curiosidad, a menudo incomprensión, y en ocasiones una especie de atracción por un misterio no revelado. Siempre empiezo a contestar con entusiasmo pero, tras varias acometidas, suelo dejarlo por imposible. Resulta fácil explicar por qué a uno le gusta David Lynch, o Godard, o incluso Roger Corman, pero con el tío Jess no es tan sencillo. Y el problema no es que la gente que ha oído hablar de él lo considere un director de cine casposo –en el mejor de los casos– o que lo comparen con Ed Wood (irritante comparación, y no porque el Sr. Wood sea malo, si no por la condescendencia con la que lo mencionan), uno se acostumbra a lidiar con estos prejuicios. El problema –fascinante, por otra parte– es que con Jesús Franco nada es tan sencillo como parece.

Sencillo no es acercarse a una filmografía de casi –o sin casi, según hagamos las cuentas– 200 películas, ¿por dónde empezar? Ni siquiera es sencillo acceder a la mayoría de los títulos, algunos incluso perdidos o secuestrados en un limbo de productores fenicios y distribuidores miopes, lo cual conduce al aficionado a un visionado aleatorio y desorientado que acarrea las primeras impresiones, por lo general confusas y poco favorables. Empezar por el principio suele ser lo más recomendable, pero en el caso de Jess Franco significa remontarnos a 1959 y a Tenemos 18 Años, una comedia de apariencia frívola cargada de explosiva metaficción, que a pesar de su capital relevancia, se nos queda corta para explicar su cine. Por otro lado, ver sus últimas películas sin previo aviso puede ser una experiencia traumática, como las dos horas y media de La cripta de las mujeres malditas (2008), un experimento sobre el tiempo en clave porno al que sólo se puede acceder desde la más libre de las posiciones como espectador, o desde un meditado y paciente ánimo de fan fatal. Y entre esos 50 años nos encontramos con una obra llena de etapas, niveles, estilos, interpretaciones y mutaciones, a cada cual más interesante y variopinta, que sólo empieza a adquirir un sentido global, sólido, y en definitiva, a adquirir el brillo propio de la obra un autor con mayúsculas, cuando la ves en conjunto y con cierta distancia. Porque en la filmografía del tío Jess todo está conectado, desde las primeras películas en España, auténticas celebraciones del cine y de la serie B, hasta las que rodó en Francia o en Alemania combinando sexo, sadismo (Sade ©), fantasías freudianas y muerte; desde sus personalísimas incursiones en el cine erótico de la Transición, muy alejadas del destape que se hacía por aquí, hasta sus últimas producciones en video, que parecen de algún modo renegar del cine mismo y proponer nuevos caminos audiovisuales. Todo aparece unido no sólo por personajes, lugares, arquitecturas, mitos, músicas o manías, sino por el aliento único e intransferible de un verdadero creyente del Cine como es Jesús Franco.

¿Pero cómo explicar todo eso a quien sólo ha visto goticismo antiguo en Gritos en la noche, erotismo bizarro en Necronomicon, psicotronía absurda en Drácula contra Frankenstein, o las curvas desmesuradas de Lina Romay en Macumba Sexual ? Una vez más, lo tengo que dejar por imposible. El crítico norteamericano Tim Lucas acuñó una frase que hoy es un aforismo para los franquianos: You can’t see one Franco film until you’ve seen them all (No podrás ver una película de Franco hasta que no las hayas visto todas), quizá llegar a entender eso es lo que mejor explica por qué me gusta tanto Jesús Franco.

(Texto publicado en librodenotas.com el 28 de noviembre de 2008 )

_

Álex Mendíbil, Álex Zinéfilo, o Álex Z, ha escrito en fanzines como 2000maniacos, los subproductos marca Depravadös! y también algunos libros basura, entre ellos La noche de los sexos violentos (Ed. Glenat). Álex Mendíbil descubrió un día la llave secreta al universo de Jess Franco viendo por tercera vez Gemidos de placer, y desde entonces revisa compulsivamente sus películas, colecciona versiones alternativas y recopila datos misteriosos. Álex Mendíbil también hace otras cosas, que no vienen a cuento, y se siente raro hablando en tercera persona.

Written by Álex Mendíbil

3 junio 2008 a 5:06 PM

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Álex:
    Cierto que es muy complicado decir porque nos gusta tío Jess en mi caso más ya que mi cinefilia contradice en parte mi admiración por Franco. Hace unos meses dentro de los post que estoy realizando de los films de Jesús Franco para cine-clásico realicé un pequeño artículo exponiendo el motivo por el cual lo admiro. Creo que puede venir bien dentro de tu post por lo que te lo subo.

    JESUS FRANCO TORPE ENTRE LOS TORPES
    Pasan los años por el cine de Jesús Franco como torbellino redentor de sus obras y el desprecio de antaño hacia sus películas por parte de la crítica oficial se convierte ahora en ridículos artículos de viejos hipócritas. Gracias al DVD, millones de cinéfilos de todo el mundo han podido descubrir y admirar gran parte de su ignorada filmografía. Pese a todo a un hay críticos malsanos que justifican el culto a Franco diciendo que quienes lo admiramos somos ignorantes cinematográficos. Amigos de cine-clasico, sabéis que venero a cineastas como Ritwik Ghatak, Mizoguchi, Ozu, Tarkovski, Ford, Lang, Dovjenko, Erice…. pero al bajito y “torpe” Franco lo quiero. Por su puesto que ninguno de sus films se acercó a la calidad de las películas de los directores citados, pero su cine, que oscila entre lo mediocre y lo genial tiene la pureza y la ingenuidad de los clásicos. En las películas de Jesús Franco pueden observarse referencias cinematográficas de cineastas como Welles o Lang ( tio Jess los adora), pero ante todo Franco posee una narrativa cinematográfica propia e irrepetible, siendo un maestro en el arte onírico con esas constantes roturas del tiempo cinematográfico real en sus films. Quien no puede dejar de admirar las complejas formas narrativas de VENUS IN FURS y VIRGEN ENTRE LOS MUERTOS VIVIENTES, dos autenticas obras de arte del cine fantástico, arropadas por una magnifica utilización del sonido como complemento a la imagen. El estilo Franquiano es erótico, violento y agresivo, pero posee una calidez irrepetible. Sirvan como ejemplo, aquel moribundo padre en VIRGEN ENTRE LOS MUERTOS VIVIENTES, sollozando al ver como asesinan a su hija para que se cumpla aquella original maldición irreal, o la catarsis final de CARTAS DE AMOR DE UNA MONJA PORTUGUESA, a mi juicio, el films franquiano con mejor acabado técnico de todos los que he visionado, destacando su gran uso del color y la profundidad de campo.
    Mi film favorito de Tío Jess es sin duda la genialmente e imperfecta “Vampyros Lesbos”, resulta sorprendente que se haya rodado hace 35 cuando vista hoy podría ser obra cumbre del movimiento gay. Sus claras imperfecciones, donde las brutales elipsis producidas por un guión apresurado e irregular no pueden lastrar el potencial visual de sus imágenes.
    A mi entender, Franco es capaz de reciclar una idea mediocre y convertirla en algo original y artístico. Cuando pienso en el cine de Franco siempre veo un excremento canino convertido en chocolate.
    Jesús Franco, realiza cine, como el hombre primitivo trabajaba la piedra, desconociendo que en un futuro lejano se transformaría en una forma artística. Al igual que el maestro impresionista A. Renoir, Jess no se considera artista, hace cine por que lo ama, tanto o más que sus admirados Ford, Welles, Lang, Godard… no consiguió igualarlos pero su cine muestra un estilo y coherencia como el de ellos. Su calidez resulta clásica y su realización tremendamente modernista, siendo con ello un continuador inconfeso de la Nouvelle Vague.
    Sin más, sirva este escrito como tributo a Jesús Franco, cineasta maldito donde los haya, digno heredero de Don Luis Buñuel, por haber dado al cine español una original ráfaga de libertad en una época donde querer realizar un cine puro y sin censuras resultaba penado con el olvido y el desprecio.
    Gracias Tío Jess por ser imperfectamente Genial.

    No se si es posible o permitido dentro de tu página postear ripeos. Lo digo porque sería muy interesante subir todos los films que estoy traduciendo de Franco en copias excelentes subtitulados en castellano. Deseo que cuanta más gente pueda visionarlos mejor que mejor. Es vergonzoso que el mercado del dvd en España tenga tan olvidado a tío jess. Ni con Goya sacan films como se merece. Que vergüenza. Leí tu comentario sobre LA NOCHE DE LAS ESTRELLAS FUGACES, sobre si difiere mucho el doblaje con el audio en francés te comento que poco. Hablo del audio en castellano en la versión cutre editada en España hace unos años. No conservo versiones anteriores en vhs. La versión original francesa la he subtitulado yo mismo desde el audio francés.
    No me demoro más. Un saludo.

    MARCOS

    27 abril 2010 at 10:27 PM

  2. Excelente aportación, Marcos. Sin duda das con las claves de quien conoce de verdad la obra de Jess (sonido, imagen, tiempo, nouvelle vague, Welles, Lang, Ford…) y propones interesantes conexiones con Buñuel y la cultura gay. En cuanto a lo de los ripeos, sería estupendo, pero como no tengo claras las implicaciones legales vamos a dejar que la gente lo busque por su cuenta entrando a cine-clasico (que tampoco cuesta tanto).

    Gracias y saludos!

    Álex Mendíbil

    28 abril 2010 at 10:53 AM

  3. genial si señor, jesus franco es uno de los mejores directores de la historia y seguro es el mejor director de serie z o cine casposo que hay, pero es tan dificil encontrar sus peliculas. Muchas se pueden encontrar pero otras tantas como la sombra del judoka contra D.R. Wong o rififi en la ciudad no hay manera de encontrarlas hariais bien poniendo los ripeos de algunas de sus cintas no creo que a el le molestase mucho.

    paco bas

    15 diciembre 2010 at 1:52 AM

  4. Me llena de gratitud leer estos comentarios sobre Jess Franco, con el que trabajé a lo largo de más de 30 años y estoy escribiendo en estos momentos un libro sobre él. Gracias de corazón.

    Analía Ivars

    23 septiembre 2013 at 4:41 PM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: